Las autoridades piden investigación penal a Novartis

Diovan-Coupon

Novartis introdujo el Diovan en Japón como fármaco para la hipertensión en 2000.

Miami, 17  de enero de 2014Las autoridades de salud japonesas pidieron una investigación penal a Novartis AG por sus anuncios destacando los beneficios del medicamento más popular de la compañía apoyándose en análisis alterados.

Publicidad engañosa

En una rueda de prensa el jueves, las autoridades dijeron que es la primera vez que Japón busca una acusación penal por publicidad engañosa. La decisión podría suponer más problemas para el gigante farmacéutico suizo en su segundo mayor mercado, tras surgir dudas sobre la exactitud de algunos estudios universitarios sobre su medicamento para la insuficiencia cardiaca Diovan.

Novartis señaló en un comunicado publicado en su página web japonesa que se toma el tema “muy en serio” y que seguirá cooperando plenamente con las autoridades. Además, la empresa se disculpó por “los problemas” que esto está causando.

Varias universidades japonesas anunciaron recientemente que sus análisis clínicos realizados en apoyo del Diovan habían sido falsificados y que habían descubierto que un empleado de Novartis participó en todo esos estudios. Aunque parte de los análisis japoneses que respaldaban la eficacia del Diovan se han retirado, Novartis ha señalado que no están en duda los resultados similares a los que llegaron otras pruebas clínicas realizadas en Estados Unidos y otros 24 países.

Pero el grupo sí ha admitido un conflicto de intereses en los estudios japoneses, al indicar que uno de sus empleados participó en ellos sin que en los artículos publicados se desvelara la pertenencia de esa persona a Novartis. La farmacéutica renovó la cúpula directiva de su filial japonesa en octubre y redujo el salario de los altos cargos de Novartis Pharma KK debido a los inadecuados controles internos que permitieron que se diera el conflicto de intereses.

La compañía ha señalado que no tiene acceso a los datos de los estudios y, por tanto, no puede confirmar si han sido manipulados o quién pudo haberlo hecho.

La controversia de Novartis Japan llega en un momento en el que el grupo suizo registra un descenso del 28% de sus ventas en todo el mundo del que fuera su fármaco estrella, después del vencimiento en 2011 en Europa y un año después en Estados Unidos de las patentes que protegían el Diovan.

Novartis introdujo el Diovan en Japón como fármaco para la hipertensión en 2000, y luego publicitó sus otros beneficios, como el de reducir el riesgo de infartos y fallos cardíacos, en base a los estudios de cinco universidades japonesas. Las ventas del Diovan en Japón, donde la patente vencerá este año, suponían cerca de una cuarta parte de la facturación mundial del medicamento, que ascendió en total a US$4.400 millones en 2012.

Fuente: WSJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s