Padres: Estén pendientes de sus hijos en Internet

Screen Shot 2013-10-17 at 7.33.28 AM
Miami, 17 de octubre de 2013. Horas después de que el sheriff del Condado de Polk anunciara el arresto de dos jóvenes vinculadas con el acoso cibernético que terminó en el suicidio de Rebecca Ann Sedwick, Grady Judd estuvo en programas de televisión matutinos nacionales para advertir a los padres que estén pendientes de lo que sus hijos hacen en Internet, sobre todo en las redes sociales.

También aseguró que aplicarán todo el peso de la ley a adultos o menores que cometan esta clase de crímenes.

“Muchos padres están más preocupados por ser los mejores amigos de sus hijos, en lugar de los mejores padres”, dijo en una entrevista.

En total investigaron a 15 menores por acoso tras el suicidio.




Una adolescente de 14 años se encuentra bajo custodia del Departamento de Justicia Juvenil, mientras que una de 12 años está bajo arresto domiciliario. Ambas fueron acusadas de acoso agravado.

Sedwick, de 12 años y residente de Lakeland, no regresó a casa a mediados del pasado mes después de salir de la escuela y, tras la denuncia de desaparición por parte de su madre, se inició una búsqueda que tras varias horas llevó al descubrimiento de su cuerpo.

En esa ocasión Judd dijo que tras este suceso los investigadores revisaron las cuentas en las redes sociales de Sedwick y encontraron que la joven había recibido mensajes como “Qué estás haciendo viva todavía” o “Por qué todavía no te has matado”.

Judd dijo que los padres de las 15 adolescentes investigadas cooperaron en la investigación, y facilitaron los teléfonos celulares y otros equipos electrónicos usados por sus hijas para entrar en las redes sociales.

Según varios reportes policiales, Sedwick fue objeto de burlas y acoso durante más de un año e incluso, en noviembre pasado, la Oficina del Sheriff de Polk recibió una denuncia por unos los golpes que la joven había recibido por parte de otros estudiantes de su escuela.

Los detectives descubrieron asimismo que Sedwick había cambiado su nombre en los sitios sociales por la frase “Esa muchacha muerta” y había subido fotos de ella con navajas en sus brazos y su cabeza sobre las líneas del tren.

Un día antes de suicidarse, Sedwick escribió en las redes sociales “Estoy muerta. Saltaré. No puedo más con esto”, según la investigación.

“Estamos indagando entre un grupo de niñas, y no será una plática social lo que tendremos con ellas”, advirtió Judd en esa oportunidad.

En Florida existen leyes que prevén cargos criminales contra el acoso a través de Internet.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s