EL AUGE DE LAS AMÉRICAS

BIDEN

Miami, 20 de septiembre 2013. Los cambios que están ocurriendo invitan a los EE.UU. a considerar a América Latina y al Caribe de una manera muy diferente. La pregunta definitoria para la política de los EE.UU. deja de ser “¿qué podemos hacer por las Américas?” Y ahora es “¿qué podemos hacer juntos?”.

LOS CAMBIOS QUE ESTÁN OCURRIENDO INVITAN A LOS EE.UU. A CONSIDERAR

A AMÉRICA LATINA Y AL CARIBE

DE UNA MANERA MUY DIFERENTE.

“¿Qué podemos hacer por las Américas?”.

Por Joe Biden *

En el mes de mayo pasado, durante un viaje de cinco días por América Latina y el Caribe, visité una plantación de flores cortadas en las afueras de Bogotá, Colombia, a una hora de camino por carretera del centro de la ciudad que hubiese sido imposiblemente peligroso hace 10 años. Los claveles y las rosas que se estaban cortando allí llegarían a los establecimientos en los EE.UU. en pocos días, libres de impuestos.

Lo que presencié en la plantación de flores fue solo una indicación del florecimiento económico en el año desde que entró en vigor el tratado de libre comercio de los EE.UU. con Colombia. Durante ese período, las exportaciones americanas al país han aumentado un 20%.

La experiencia de los EE.UU. con Colombia refleja un auge económico mayor en todo el hemisferio occidental que les ofrece muchas oportunidades interesantes de alianzas a los negocios americanos. En Río de Janeiro, me reuní con líderes empresariales brasileños y estadounidenses, que representan los sectores aeroespacial, de la energía, de la construcción y manufacturero, que presentaron una extraordinaria visión para la prosperidad que abarca todas las Américas.

Existe un potencial enorme, tanto económico, como político y social, para los EE.UU. en sus relaciones con los países del hemisferio occidental. Así es que la administración de Obama ha emprendido el período más prolongado de participación de los EE.UU. con las Américas en un larguísimo tiempo.

Uno de los acontecimientos más prometedores es la Alianza del Pacífico entre Chile, Colombia, Perú y México que tiene un año de establecida. Ese pacto, que incluye a cuatro de los países de más rápido crecimiento en la región, ahora tiene naciones de todo el mundo que desean participar o desempeñar una función positiva de apoyo.

Por otra parte, para Brasil, como para los EE.UU., una de las más importantes fronteras es la energía. Desde los biocombustibles hasta las reservas de petróleo en aguas profundas, hasta el gas de esquisto, hasta la energía hidráulica, Brasil es rico en energía, y eso tiene implicaciones extraordinarias a nivel global.

Igualmente, muchos países tienen verdaderas inquietudes sobre las armas que proceden de los EE.UU. y están enojados sobre nuestra política penal de deportación por su falta de transparencia. No evadiremos esas clases de discusiones difíciles.

Aquí en casa, tenemos que reformar nuestro sistema de inmigración porque es lo que debe hacerse justamente por nuestro propio país. Pero esto también fortalecerá nuestra posición en el hemisferio.

Los cambios que están ocurriendo invitan a los EE.UU. a considerar a América Latina y al Caribe de una manera muy diferente. La pregunta definitoria para la política de los EE.UU. deja de ser “¿qué podemos hacer por las Américas?” Y ahora es “¿qué podemos hacer juntos?”.

En la década de 1990, imaginamos una Europa toda en una, libre y en paz. Actualmente, creo que creíblemente podemos visualizar una región de las Américas que sea mayormente de clase media, segura y democrática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s